reverendogore

Archive for 22 abril 2009|Monthly archive page

Actualidad de cine

In Cine y etc on 22 abril 2009 at 8:55 AM

“¿Qué nos ha traído el mundo del cine durante esta semana?”, diréis. Me gustaría pensar que han sido noticias que merece la pena compartir con los lectores, pero francamente las buenas nuevas han venido con el pausado ritmo y goteo de un grifo de cocina.

Se podría discutir durante horas sobre lo que contar y lo que esquivar de la actualidad cinematográfica de esta semana, pero lo breve si es bueno, dos veces breve.

“Barack Obama ya tiene su película en marcha”

Hace unas pocas semanas se descubrió el pastel de que el actor Edward Norton (entre “gran” y “del montón”), trabajaba en un documental sobre las elecciones presidenciales pasadas en los Estados Unidos. ¿Una película documental? Pues sí, y que nos contaría las intimidades del nuevo y actual presidente Barack Obama (su familia, su campaña, sus escarceos con fama y rock…).Y además se confirma que “By the People: The Election of Barack Obama”, como se titulará, está terminada.

Leemos en Internet, que la película está producida por el mismo Edward Norton (que se ha animado en eso de producir sus propias películas -con la posibilidad añadida de meter mano en guión-) y rodada por Amy Rice y Alicia Sams.

¿Será otra tomadura de pelo a medias tintas de panfleto “políticastro” y documental político? Los cimientos tiemblan con la posibilidad (por ahora remota) de que el empeño de Norton termine animando a otros directores por hacer un innecesario biopic. Si ponemos la mano en el fuego ya creo oír sonar los nombres de Will Smith o Denzel Washington como Obama.

La nueva película de Tarantino se retrasa”

Así es. Los que se esperaban poder ver una de las cintas más esperadas del 2009 tendrán que aguantarse las ganas unos meses más. Parece ser que la fecha de estreno en España de “Malditos bastardos” de Quentin Tarantino se verá trastocada. Desde Aullidos.com sonaba que la veríamos por estas tierras de Dios el 18 de septiembre.

Un duro palo para todos los seguidores de Tarantino.

No sabemos si esto afectará a su presentación en el festival de Cannes y promesa de poder ver su último film “Malditos bastardos” en la sección oficial que se confirmaba hace una semanas. Se rumoreaba que Tarantino iba a hacer lo posible por realizar en el marco de la costa azul francesa la presentación para su posterior estreno en el verano, fecha que ahora se mueve a septiembre como ya os hemos comentado. Tarantino había sido invitado a participar en la competición y había aceptado.

Así que, una buena noticia que seguro obligará a pulir a marchas forzadas su film, del que se espera mucho y en el que parece ha puesto bastante entusiasmo y esfuerzo.

“La amenaza de…¡más remakes!”

Y para cerrar. Tenemos dos proyectos de remakes. Dos remakes además, totalmente innecesarios. Y os preguntaréis: ¿cuáles son?

Pues nada más y nada menos que OTRA versión de “La Tienda de los Horrores”, aquel relato de Stephen King con una planta carnívora y devora hombres, y la intención de remakear, de adaptar a los nuevos tiempos,¡“Regreso al Futuro”! ¿Qué podría pasar? Pues que seguramente nos encontráramos con la posibilidad de que el nuevo Marty acabara viajando al pasado otra vez…pero al pasado ochentero. Atrás quedaría su encuentro materno en los años 50.

Pero eso no es todo. Llevaos las manos a la cabeza porque el protagonista sería ¡Zac Effron! ¿Y quién es este tal Zac Effron? Nada más y nada menos que el cara bollo protagonista de “High School Musical”.

Y es que Zac Effron, el chaval que inexplicablemente está de moda en Hollywood, está intentando convencer a los que cortan el bacalao en Universal Pictures para ser el protagonista de este, esperemos que frustrado, remake.

El actor ya ha comentado que es un gran amante de la saga del director Robert Zemeckis y que protagonizara Michael J.Fox en sus años mozos. Pero no os asusteis, porque las probabilidades de que se acabe haciendo finalmente son pocas. El productor de la trilogía original, Bob Gale, no quiere oír hablar de remakes ni de nada que se le parezca. Gale piensa y acierta en que la trilogía original era muy buena y no hay por qué tocarla. Declaración muy rara viniendo de un productor. Hay que quitarse el sombrero.

¿Y qué conclusión sacamos de todo esto, de ese tira y afloja por hacerse con franquicias y viejas películas? Que a la factoría de Hollywood se le están acabando las ideas no es una noticia nueva. La lista de remakes que hemos oído viene engordándose desde hace meses. Tenemos “Karate Kid”, “La Historia interminable”, “El Fugitivo”, “El Hombre con rayos X en los ojos”, “Los pájaros” de Alfred Hitchcock…En definitiva, que como nos descuidemos tenemos un remake de “Casablanca” o “Cantando bajo la lluvia”. Al menos, por suerte o por desgracia, a la industria española aún no se le ha ocurrido lo de adaptar sus películas más clásicas.

Días oscuros para el cine…

chickenobama

¿Adolescentes violentos por culpa de los videojuegos?

In Crónica de la mañana on 16 abril 2009 at 7:54 AM

Los adolescentes son los primeros afectados de la supuesta influencia negativa de los videojuegos. Hoy en día comienzan a darse mayores casos consecuencia de este fenómeno de “adicción” o dependencia con el entretenimiento y ocio electrónico. ¿Y qué nos dicen los científicos? Pues ellos aseguran que los videojuegos de contenido violento insensibilizan al usario ante los actos violentos.

En una época trágicamente marcada por el número creciente de casos de violencia escolar y doméstica, es alarmante la proliferación de juegos de ordenador y consolas con un altísimo nivel de violencia gratuita, en los que el jugador se convierte en el principal protagonista.


La discusión sobre el tema de la violencia en los videojuegos y su impacto en los adolescentes es un hecho que trae de cabeza a gran parte de la sociedad: unos, los habituales a este tipo de entretenimiento y algunos especialistas, explican que se tratan de casos aislados; otros, padres y asociaciones, afirman que “pervierten” a los niños.


Hace un tiempo nos despertábamos con la noticia de una matanza ocurrida en Alemania. El patrón de estos sucesos es tristemente similar: adolescentes frustrados en el ámbito familiar y escolar que deciden tomarse su particular venganza contra el mundo.


El caso de Tim Kretschmer, un adolescente de 17 años de Winnenden, una pequeña localidad al suroeste de Alemania, ha sido el último desencadenante de la polémica sobre los videojuegos violentos. No se ha tardado en relacionar la matanza con la afición de Kretschmer a éstos. En España, se podrían recordar situaciones parecidas a la vivida en Alemania cuando un joven de 16 años, natural de Santiago el Mayor (Murcia), asesinaba a su familia portando una katana.


¿Realmente los videojuegos hacen violentos a los adolescentes? ¿Jugar con un cierto tipo de juegos puede tener efectos a corto plazo en las funciones cerebrales?


Algunos especialistas aseguran que hay una estrecha relación entre su contenido y la conducta del usuario habitual o “casual gamer”. Sus estudios apuntan a que los videojuegos de contenido violento insensibilizan al jugador ante la violencia. En 2006, de acuerdo a los resultados presentados en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de Norte América, se señalaba que los videojuegos violentos podrían ocasionar daños irreversibles en las funciones cerebrales de los adolescentes.

Según la Academia Americana de Pediatría (una de las organizaciones con mayor peso en este ámbito), la exposición a la violencia provoca en los adolescentes un aumento de la inclinación a la agresividad que oscila entre un 13% y un 22%, y el uso de estos juegos guarda una relación directa con las patologías de sus conductas.


Otros especialistas en la materia no han tardado en pronunciarse al respecto de esta realidad. El diseñador comercial e investigador académico, Gonzalo Farsa, ha investigado hace poco sobre este sector del ocio para el Center for Computer Games Research. Farsa ha llegado a la conclusión de que “un 20% de los menores reconoce jugar con videojuegos en los que se daña, tortura o mata a niños, ancianos o embarazadas”, y un 11% de los menores encuestados considera que los videojuegos pueden hacerle más violento.

En los últimos años decenas de investigadores internacionales han alertado sobre el aparente riesgo que suponen los videojuegos para la salud mental y física de los niños. Entre los menores que se exponen con costumbre a los videojuegos se han detectado crisis epilépticas, alteraciones del nervio óptico, migrañas, obesidad e incluso tabaquismo.


Desde que en 2006, el investigador y profesor de radiología de la Escuela Universitaria de Medicina de Indianápolis, Vincent Mathews, publicara un estudio sobre la influencia de los videojuegos violentos utilizando métodos de resonancia magnética, los escáneres cerebrales se han esgrimido como “prueba” incriminatoria de sus efectos negativos.

Lo que dice esta investigación es que juegos violentos y no violentos activan diferentes regiones del cerebro. El grupo que jugó durante más de media hora al título de disparo en primera persona “Medal of Honor: Frontline”, ambientado en la Segunda Guerra Mundial, mostró un considerable incremento de actividad en la región del cerebro relacionada con las emociones y una reducción en las áreas que estimulan la concentración, la planificación y el autocontrol. Por el contrario, aquellos que jugaron a títulos no violentos, entre los que se encuentran los juegos de conducción que sirvieron como experimento de testeo, mostraron una mayor actividad cerebral en esas zonas.


Usando la más alta tecnología de escaneo cerebral, conocida como “Resonancia Magnética Funcional de Imagen” o FMRI, el profesor Mathews y sus colegas compararon las funciones cerebrales de estos dos grupos de adolescentes durante 30 minutos. Con el seguimiento del videojuego violento, el análisis del FMRI mostró que la actividad neuronal de los adolescentes se incrementó en el área asociada con la respuesta a estímulos excitables, “adrenalínicos” y a lo que han denominado “pelea o vuelo”, y que corresponde a los dos tipos de juegos electrónicos que sirvieron de base para el estudio. Con ello se demostró efectivamente que con los primeros se producía una activación menor en los lóbulos prefrontales del cerebro, asociados con la razón, pero que en ningún momento llegaban a verse afectadas esas áreas. Mattews concluyó que no se puede hablar de efectos a largo plazo, en parte porque “el cambio en la zona del cerebro no es permanente, y por tanto que la mayor actividad cerebral no se traduce en una violencia real.”


Aunque no se puede todavía afirmar que existan investigaciones concluyentes para aseverar que los videojuegos violentos llevan a comportamientos violentos; es decir, no se ha encontrado una relación de causa-efecto, sí parece existir relación entre una mayor conducta agresiva y el uso/abuso de estos videojuegos.


En el campo de la neurobiología, ciencia que estudia el desarrollo psicológico y biológico de las neuronas, del cerebro y del sistema nervioso, las conclusiones son otras. Los especialistas ofrecen una curiosa reinterpretación de estos datos: los videojuegos son buenos para el cerebro, y conllevan un riguroso entrenamiento cognitivo y mejora de las habilidades mentales del usuario.

Leer el resto de esta entrada »

Desde Canfranc con amor

In 10 minutos: un paseo, La imagen de la semana on 5 abril 2009 at 9:29 AM
Viejos carriles

Viejos carriles

A la misma vera del camino hacia Francia se encuentra Canfranc, un perfecto ejemplo de pueblo fronterizo que presume de tener un interesante pasado

Cuatro kilómetros al norte de donde se encuentra el pueblo originario del municipio del Valle de Aragón está la estación de Canfranc, una pequeña villa que según el Instituto Nacional de Estadística (INE) apenas llegaba a los 575 habitantes a comienzos de 2007.

“Canfrán” (como se suele vocear con acento aragonés) ha quedado durante muchos años ligada al halo de misterio que le han dado los historiadores. Canfranc-Estación podría ser el escenario de una película como “Casablanca”, aunque la historia de este paso fronterizo todavía no haya sido escrita.

Mucho sucedió en Canfranc entre 1942 y 1945, y la vieja estación ha jugado un papel protagonista en todo ello. La ruta del oro nazi a la Península Ibérica, la presencia de las Waffen-SS (élite dentro del gobierno hitleriano) y la Gestapo, la puerta para la fuga de muchos judíos y episodios de contraespionaje dignos de una novela de Ian Fleming. De todo eso ha sido testigo el andén de este municipio en la provincia de Huesca. Nada tiene que envidiar con las mil y una historias que se hayan podido vivir en el Transiberiano.

La estación se abría por primera vez el 18 de julio de 1928 en medio del reinado de Alfonso XIII. Años después viviría momentos novelescos, como los del famoso oro alemán en tiempos de la II Guerra Mundial. Por entonces, el “tesoro nazi” circuló por Canfranc. Todo era parte de un negocio sucio en el que lo camiones alemanes cargaban cajas llenas hasta los topes con lingotes procedentes de Suiza y que llegaban en los trenes en dirección a Madrid y Portugal. Los más ancianos aún recuerdan cómo después se cargaban los trenes con destino a Alemania con wolframio, un metal muy preciado y utilizado para alimentar la maquinaria de guerra.

Pero el III Reich no terminó con la actividad ferroviaria del pueblo. Tras 40 años, la estación moría el 27 de marzo de 1970 cuando un tren de mercancías francés descarrilaba a la entrada del puente de L’Estanguet, en Francia. Desde entonces, el tráfico internacional quedó interrumpido.

Algunos de los aduaneros que trabajaron en la estación internacional durante la Guerra Mundial aún viven en el pueblecito oscense. Los habitantes de vino más añejo todavía recuerdan a los oficiales nazis “dar vueltas atontados por el pueblo”, como comenta un natural del pueblo. Otros exhuman de su memoria el armazón metálico del tren que descarriló. “Aún recuerdo ver los hierros retorcidos siendo muy joven”, murmura un setentón disimulando alguna que otra lágrima.

Ahora las calles destilan un aire romántico. Uno no puede evitar acordarse de las viejas aventuras del agente 007 o de las intrigas novelescas del escritor John Le Carré. Y es que en invierno un aura siberiana parece inundar toda la ciudad. Conviene abrigarse bien, porque la noche es fría, aunque merece la pena tiritar un poco por visitar el lugar. Viendo el nevado bosque de los alrededores y las silenciosas callejuelas, cualquiera diría que nos encontramos en algún recóndito pueblecillo cerca de la frontera con Europa Oriental.

Canfranc sería el típico lugar en el que se podría haber ambientado un libro sobre la Guerra Fría o una novela negra. Si fuera una película, cualquier crítico de la vieja escuela diría de ella que es un thriller de estilo hitchcockiano que se desarrolla en un marco de ensueño, con el mítico tren de fondo.

Pero no hay lugar para el romanticismo de los turistas en la realidad del pueblo. En medio de un valle profundo, con escasos recursos agrícolas y con el tren silenciado, sus habitantes se dedicaron y siguen dedicándose al comercio. Su economía se basa en las transacciones entre Aragón y la provincia francesa de Bearn, situada a los pies de los Pirineos. Cada cinco pasos uno puede encontrarse con un pequeño ultramarinos o una modesta tienda de comestibles. “Bebida y tabaco, lo que más triunfa”, comenta un excéntrico dependiente.

Hoy en día el pueblo acoge también a viajeros y peregrinos que se detienen camino a Santiago. No hay lugar para la gente inquieta en este improvisado Moscú. Canfranc se ha convertido para muchos en santuario y en un lugar de reposo provisional. Quizás es que se sientan atraídos por un pueblo cuyos secretos puedan debilitar sus almas, quizás por la inquietante imagen de la gélida estación, o puede que la curiosidad venga encaminada más hacia practicar deportes de invierno. Lástima que pocos se detengan lo suficiente como para interesarse por esta pequeña ciudadela que antes tuvo mucho que contar.

Su fría emoción viene bien.

De vuelta a la carretera

In Música on 5 abril 2009 at 9:06 AM

Carretera, bosques y molinos de viento.

En un momento de orden y desorden que me llevó hace unos meses a desempolvar viejos discos, me topé con un misterioso CD. Evidentemente no tenía nombre (los discos no hay que bautizarlos, eso es para snobs, prefiero el ritaul de colocarlo en la bandeja, esperar unos 10 segundos y averiguar lo que es).

Para mi sorpresa, era un antiguo recopilatorio de singles de REO Speedwagon, ahora, unos alocados vejestorios que muy de vez en cuando nos sorprenden con alguna gira abriendo con ‘Ridin’ The Storm Out’ y cerrando con ‘Can’t Fight This Feeling’ (¿La mejor canción de amor del mundo? Sí. Mis disculpas a Barry Manilow).

Por suerte, pude REMEMORAR y RECORDAR cada palabra de la letra de una de ellas. Al leer su título vino de nuevo una silenciosa inquietud: lanzarse a la carretera y atravesar cruces de caminos, señales, industrias…campos. La metáfora de ‘Easy Rider’ pero llevada al paletismo de la geografía española.

‘Back On The Road Again’. Puede que sea uno de los mejores éxitos que llevarte a los viajes largos. Quizás sea una de mis canciones favoritas (seguramente por -otra vez- asociaciones molestas con episodios pasados, desencuentros frustrados y encuentros que deberían haberlo sido por el bien de uno). ¿Qué se le va hacer? Como cantan sus profetas: “De vuelta a la carretera”.

Soy de la clase de personas que ponen música a los paisajes. Es una prueba de cáracter, de orden y desorden, recordar qué música pertenece a cuál. ¿Un ejemplo?

REO from Reverendo Gore on Vimeo.