reverendogore

¿En crisis? Necrológica por la prensa

In Crónica de la mañana on 10 marzo 2009 at 10:27 PM

crisis

La crisis llega también a las empresas periodísticas. Las actividades de varios periódicos, entre los que se encuentran la versión digital de ADN y el periódico estadounidense Rocky Mountain News, han cesado en lo que va de año a causa del déficit económico que se experimenta a nivel internacional.

Las empresas periodísticas se enfrentan a su peor momento. La crisis global ha afectado a algunos de los diarios más importantes españoles. ¿Se puede hablar de una “crisis en la prensa de papel”? Efectivamente, porque por ahora los principales afectados vienen siendo los grupos con grandes intereses en la prensa de papel, un resultado al que se apuntaba maneras desde el primer trimestre del año 2008, castigando la facturación de algunos diarios por ingresos publicitarios.

El periodismo tradicional se encuentra viviendo un momento drástico tanto económicamente como para la profesión. La crisis financiera, que muchos aún no entendemos, arremete con fuerza a diestro y siniestro contra los gremios. Era cuestión de tiempo que le tocará el turno al oficio del juglar moderno y sus “hijos”.

El más sonado ha sido el caso de uno de los periódicos estrella españoles. La dirección del diario “ABC” presentó hace poco su Expediente de Regulación de Empleo (ERE). El que en 1903 fuera su fundador, Don Torcuato Luca de Tena, se moriría otra vez del susto al saber que este expediente afecta a 238 trabajadores, cuando su plantilla total está compuesta por 456 empleados. Pero no ésta no es la primera ni será la última reestructuración en el Grupo Vocento. El grupo ya apretó dientes y mordió puños al aprobar un ERE que afectó por entonces a 92 de los trabajadores del diario gratuito “Qué!”.

Y es que las continuas reestructuraciones de plantilla van dejando en el paro a un altísimo número de periodistas aún sin haber llegado a la segunda mitad del 2009.

Entre los otros afectados, el Grupo Zeta que firmó un ERE en relación a 442 empleados a comienzos del año, o el cierre que en enero se produjo de la edición digital de “ADN” (ADN.es) y del diario gratuito “Metro”. En tiempos de crisis no parecía arriesgado afirmar que el futuro de la prensa era el digital. No obstante, el cierre de ADN.es, uno de los proyectos digitales más interesantes del último año a cargo del Grupo Planeta, demuestra lo contrario. La tensión se cortó en el ambiente con esta noticia. ¿La causa del “cerrado por defunción”? La respuesta: se ha debido a falta de usuarios. Según el último OJD, ADN.es contaba con 1.300.000 usuarios únicos, pero no han sido suficientes para que la web se mantuviera en funcionamiento por más tiempo como servidor de información de actualidad.

En lo que respecta al Grupo Prisa, la noticia llegaba en noviembre del año pasado, cuando se comunicaba que se veían obligados a finalizar las emisiones de Localia TV. Prisa perdía un 82% de su valor en 2008 y, una vez puesto contra la pared, inició una meticulosa reorganización que poco podía hacer ya por salvar a la mencionada.

Localia TV cortó su emisión el 31 de diciembre. Ni la televisión local se libra de los contras en la gestión en “tiempos de cuentas”. El comunicado emitido por sus altos directivos decía en su momento que el proyecto comunicativo era imposible por “las dificultades e incoherencias que presenta el marco regulatorio actual, la saturación de licencias de TDT y el desordenado desarrollo del sector”. ¿La cifra? Entre 250 y 300 personas que se van a la calle por la caída publicitaria.

Pero estos diarios españoles no han sido sólo las únicas bajas en la guerra declarada de la crisis contra la prensa. El periódico de Denver “Rocky Mountain News” publicó su última edición tras 150 años de servicio a la nación estadounidense. En abril hubiese celebrado su aniversario. Ahora, este diario tendrá que cerrar finalmente tras haber sido incapaz de encontrar a un comprador y la imposibilidad de reducir gastos. Por ello, el pasado día 26 la compañía propietaria del rotativo E.W. Scripps comunicaba la noticia con duelo.

El caso de “Rocky”, como popularmente se conoce (o mejor dicho “se conocía”) a esta “gaceta” norteamericana, es tan sólo una pequeña muestra de cómo los perjudicados también aparecen fuera de fronteras nacionales y patrias. La cabecera más antigua del estado de Colorado termina por ser otra víctima más del recorte de empleos que desde hace meses afecta al mundo periodístico.

Los lectores pueden ponerse en lo peor. ¿La crisis nos hará enfrentarnos al analfabetismo? Esperemos que las portadas del día de mañana no lo tengan como titular. Mientras, y como buenos periodistas, derramemos una copa en el suelo por los caídos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: